¿Una verdad como un templo?

Imagen de sprocket

El otro día leí una tira cómica que empezaba así:

The Norm

Esto me hizo reflexionar y el resultado fue:

Sí, es cierto, los hombres pensamos cada poco tiempo en el sexo, pero no cada 45 segundos…

Pero, ¿por ello somos unos pervertidos, depravados, etc.? Lo dudo mucho. La culpa de todo, como casi siempre la tiene la Iglesia, que ha inculcado en la memoria colectiva toda esa aversión por el sexo, ese tema tabú sucio, salvo que sea bajo el sagrado sacramento del matrimonio. ¿Es que nadie se da cuenta de que todo eso no es más que una potente herramienta de control de la Iglesia?

Volviendo al tema en cuestión… Cuando estás en tu cama, con la mirada fija en el techo intentando dormirte sin éxito (no es mi caso), ¿hay alguna cosa mejor que pensar en el sexo? Cuando llevas 4 horas de Sistemas Electrónicos Digitales de Datos Churripáticos y tu mente está cansada, ¿te vas a poner a pensar en la inexistencia de Dios? No, en realidad estás pensando en la nueva chica de clase, la que lleva la microfalda que hace de todo menos tapar… El que esté libre de pecado que tire la primera piedra. Y si alguien la tira, ¡qué triste!

Comentarios


mmmmmm… ¿y como dijiste que se llamaba tu compañera?


Sí, lo sé, es triste que sólo sea un ejemplo, ya que en teleco no hay tías así, pero ambos, como buenos hombres, la hemos imaginado y le hemos puesto, si no cara, cuerpo… Lo que corrobora la teoría. :D


¬¬ Que sepas que me he sentido ofendida con tu comentario, pues de tu información se deduce una de estas posibilidades: -Que no estudio teleco -Que estudio teleco pero es como si no lo hiciese. -Que no soy una chica. -Que soy una chica pero soy tan vulgar/fea/intrascendente que es como si no lo fuese.

Pues para que te enteres tú y todos los machitos de la escuela…cada vez somos más y estamos extendiendo nuestra área hormonal de influencia :P.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.