Dos guiris en Dublin (1/3)

Imagen de soulnet

Este es el primer post de una serie de 3 sobre nuestro viaje a Dublin. El primero relata los dos primeros días, el segundo los 3 siguientes, con las visitas turísticas y el último el fin de semana con la visita a la costa y la vuelta.

Pues nada, ahí va la necesaria crónica de la semana de vacaciones en Dublin :)

Como todo buen viaje, comenzamos con energía en el avión que nos dejaría en Dublin a las 13:30 hora local. Pondría la foto que hicimos en el avión, pero la azafata nos estaba diciendo que nada de fotos y salimos con muy mala carita :)

DSCN0922.JPG

Tras llegar y quedar con nuestro amigo Colm en “The Spire”, dejamos las cosas en la pensión y nos fuimos a dar una vueltecilla para conocer los alrededores. La pensión estaba muy bien situada, por lo que en 10 minutos nos plantábamos en Grafton Street (to el centro).

DSCN0930.JPG

Antes he comentado que habíamos quedado en “The Spire”. ¿Y qué es eso? Pues es, según palabras de Colm, un monumento para representar a Dublin. De hecho en los folletos publicitarios se sustituye la letra ‘l’ de Dublín por el perfil de “The Spire”. En foto no parece para tanto, pero en persona es impresionante la altura que tiene.

The Spire

Una de las cosas que mas molan de Dublin es que hay de todo, sobre todo en cuestión de tiendas. Esta va dedicada a todos los gordos del mundo:

DSCN0940.JPG

Y una de las cosas que uno no se puede perder es “Temple Bar”, zona de tiendas y pubs “jipi” del centro de Dublin, donde encontramos el famoso bar (al menos yo lo conocía :) ) que lleva el mismo nombre que la zona: El Temple Bar.

DSCN0957.JPG

Otro tipo de tienda curiosa era una tienda de animales. En palabras de mi amigo irlandes, “This is one of my favorite places ‘cause it’s like going to the zoo, but cheaper…”. Y no andaba muy desencaminado, porque había una pitón de cagarse de grande a la que no se podían hacer fotos, así que a conformarse con uno de los elementos más frikis que uno podría encontrarse en una tienda de ese tipo. Lastima de polea…

DSCN0963.JPG

En fin, vamos a por la información turística. Si se tiene pensado ir de turista avanzado y visitar zintillones de sitios puede ser una buena idea hacerse con un DublinPass. Esa tarjetita sirve como pase a unos 25 sitios entre museos, catedrales, el zoo y cosas como descuentos en algunos restaurantes y bares. Para no liarnos se proporciona una guía con todas las ventajas. Una de las que más mola (yo soy así) es que con el pase te saltas las colas de los sitios, como el zoo. En nuestro caso nos costaron 94€ los dos pases de 3 días y acabamos “gastando” 140€ en entradas a sitios. En los sitios en los que es gratis la entrada (museos nacionales y catedrales), te dan una guía o similares que en algunos casos tienen un valor de compra de 9€.

Como el pase es válido durante 3 días, hay que planificar muy bien qué se va a hacer. Para eso ayuda un mapa de Dublin y agrupar por zonas las cosas que interesan hacer y ver. En nuestro caso la división fue la siguiente:

Día 1: Zoológico, Kilmainham jail y Guinness Storehouse. Día 2: Muchas catedrales, Dublin Castle y una biblioteca. Día 3: Galería nacional, Museo arqueológico y Museo de historia natural.

Y aquí dejo la crónica del primer día. En el siguiente post las visitas de los 3 siguientes días.

Comentarios


Gracias por la info :)

Seguiré atento la publicación de la segunda y tercera parte, no te cortes en dar detalles, para los que vamos para allá en unas semanas :P


¿No cuentas qué es el DART?

A mí me impresionó ver el sistema de metro-tren que tienen en Dublín (DART) que le da un toque soviético a la ciudad ya que para nada es moderno, aunque ya quisiéramos en Sevilla tener algo parecido a eso.


El DART venía para la tercera entrega, que es el día que cogimos el DART para ir a no ver “The Bram Stoker Dracula Experience”.


Envidia++

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.