El 14 de julio

Imagen de Marietti

Ahí va otro artículo atrasado que, por perrería más que otra cosa, no había subido aun.

Hoy he empezado mal el día. Primero me levanté tarde y tuve que correr para estar a la hora (6:07) en la parada del autobús, así que no me dio tiempo a desayunar. Aun habiendo llegado a tiempo, la para estaba desierta. Mal sino porque todo el mundo empieza a las mismas horas.

Creía que lo había perdido así que miré los horarios, y el siguiente era en un cuarto de hora, no estaba mal, aún tenia tiempo de sobra. Pasados 12 minutos sólo había una persona más en la parada, raro y mosqueante, y el bus no llegaba. Hasta el siguiente faltaban 10 minutos así que no me preocupé demasiado (iba con más de una hora y media de adelanto por que tenía que cambiar parte del uniforme) pero cuando a los 10 minutos el siguiente bus no llegó ya empecé a mosquearme de verdad y a acordarme de toda la familia de los autobuseros. Entonces se hizo la luz. Mierda, el 14 es día festivo en Francia y en los festivos los buses pasan cada hora y pico. Efectivamente, lo confirmé con el horario y el autobús que debía coger era casi una hora y cuarto después del que tenia pensado, o diez minutos antes. ¡Mieeeeerda! ¿Qué hacer…? Pues nada, esperar al autobús que me dejaría a unos siete minutos del sitio donde guardamos la ropa, que a su vez está a unos cinco de mi lugar de trabajo, con sólo 15 minutos para ir a cambiarme de ropa y llegar a mi puesto.

Para colmo de males el mamón se retasó un par de minutos así que tuve que correr a toda leche para llegar, cambiarme a toda leche y correr hasta el trabajo. Aun así llegue con sólo dos minutos de retraso.

A priori la mañana iba a ser un poco cansina, mucha gente, muchísima más gente. Para colmo de males me tocó estar en la entrada VIP, que se abre antes para la gente que tiene los desayunos pagados en Disney y es un latazo porque te llevas una hora casi sin hacer nada, de pie y… bueno, eso es lo que hago normalmente pero así es más molesto.

Al final el día pasó mucho más tranquilo de lo que esperaba. Pese a que hubiese muchísima gente hubo pocos problemas. Además encontré a un compañero de la facultad que acababa de llegar y la tarde pasó sorprendentemente rápido.

Volviendo a la residencia, me dijeron que si me iba a París a ver los fuegos artificiales al lado del Sena, pero al día siguiente entraba a las siete y media otra vez así que preferí ir a ver los fuegos artificiales de Disney que también eran especiales del 14 de julio. A las once de la noche, justo antes de los fuegos, la calle principal de Disney estaba atestada de gente esperando los fuegos. Muy mono todo lleno de bombillitas y con el castillo de fondo cambiando su iluminación de un precioso rosa puticlub a un poco original azul.

Castillo rosa-azul

Apagaron la iluminación habitual y encendieron las “bombillitas festivas”.

Bombillitas

Y después empezaron los fuegos.

fuegos1

fuegos2

fuegos3

Los he visto mejores, pero estaban bonitos saliendo desde el castillo y tal. Aunque prefiero los de la Feria.

Comentarios


Aquí de vez en cuando tienen fuegos artificiales, pero siempre me entero tarde. Además no sé por qué, pero siempre me entra UNA PEREZA…

Los últimos que vi fueron los de Fin de Año, que los lanzaban desde el London Eye y nosotros estábamos en Embankment, que está justo enfrente, así que bien. La verdad es que no estuvieron mal, pero nada del otro mundo (después de haber estado en un concurso de fuegos artificiales, ya hay pocas cosas que me sorprendan). Me esperaba algo mejor, siendo Londres una ciudad de tanta pasta.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.