La cruda realidad de la piratería

Imagen de soulnet

Como seguramente sabréis, un ministerio muy rico y poderoso se ha dedicado a gastar los dineros del reino en una estatua ecuestredigooo… web para combatir la piratería.

Una de las novedades con las que pretenden concienciar al inocente ciudadano, es un concurso de testimonios al que la gente manda sus tristes historias sobre cómo le ha cambiado la vida la piratería. He aquí una captura de la página.

La web que nos concienciará a todos de lo mala que es la piratería...

El cuadro rojo indica una historia especialmente trágica. La de un padre que descubre que su hijo de 12 años ha quedado traumatizado a causa de la piratería:

...pero tu hijo se mata a pajas.

Por favoooor, seññññññoooooooraaa…… A los niiiiiños, hay que decirles siempre la verdaaaaad….:

Sumen ustedes circunstancias:

  • Película para adultos.
  • 10 minutos de película (que dan para muchas… escenas desde diferentes ángulos).
  • Encerrado en su cuarto…
  • …¡todo el día!
  • Mala noche: ojeras y cansado…

¡¡¡HOYGAN, que su hijo se estaba matando a p*jas!!! :D

En fin, un toque de humor para esta campaña tan triste. Aunque en realidad creo que lo que ocurre es que este testimonio es una coña que le han colado a la web.

¿A que a ningún ministerio se le ocurre hacer una web de testimonios de personas afectadas por la crisis, el paro, los precios de los alimentos, las viviendas, etc?

Comentarios


¿Y cuál es el link? :P


No merecen publicidad, por eso no lo he puesto.


Vale xDD

Bueno, aunque mi curiosidad es mayor que su desmerecimiento :P


¿Se puede decir “p*jas” a estas horas?


Casi es peor que la campaña contra la piratería de The I.T. crowd…


Bueno, los de anti piratería de España no han sido demasiado buenos nunca, solo hay que fijarse en la poderosa dirección de correo electrónico oficial fantipirateria@hotmail.com ¿No tienen presupuesto para un triste dominio propio?


Muy oportuna la intervención del Dr. Heriberto Tchwok xDD

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.