Llegada + snow + escalada.

Imagen de Marietti

Que rima tan bonita me ha quedado ¿verdad? Pero es que de momento casi no he hecho otra cosa. Me he tirado una semana haciendo snow y luego el fin de semana he practicado escalada para el examen de hoy.

Bueno, miento también he hecho otras cosas.

Llegue aquí a Lausanne el día 8, después de que en el aeropuerto de Barcelona se me retrasara el vuelo. Easy-jet claro, pues no, cuando me baje del avión de Sevilla en Barcelona, me fuí feliz a facturar para el siguiente vuelo, por el camino fui viendo colas enormes de personas facturando y “pensé” que como a mí me quedaban dos horas y media aun para empezar el embarque no tendría ese problema. Así fue, cuando llegué a los mostradores de easy-jet estaban vacíos. Me acerqué al mostrador y amablemente digo: “para facturar para Ginebra” a lo que la azafata me responde que mejor me pase como en una hora y media o así. Estooo… error, mi vuelo sale en 2 horas y poco, no me jodas. Mi cara debió decir algo así porque acto seguido me explicó que todo el aeropuerto estaba hecho un lío porque se habían quedado sin sistema informático en la terminal (no debieron pagarle a Bill la prima extra del mes y claro) y que estaban intentando ver como podían hacer la facturación manualmente; analógico.

Bien me pasé una divertida hora y media haciendo nada y fuí otra vez al mostrador donde había una cola considerable, así que decidí quedarme por si acaso. Al rato se “arregló” el problema gracias al mejor invento de la humanidad: El rotulador. Pintaron los datos de los vuelos en folios y los colgaron con cinta celo de las pantallas. En facturar tardaban cinco minutos por persona, lo cual me sorprendió, había esperado más lentitud. La tarjeta de embarque genial, escrita a boli bueno, a la zona M5 a ver si no hay mas problemas. Pero si no había suerte las pantallas de las salidas eran las mismas que hacia 3 horas cuando se colgó el sistema y lo más cercano a mi vuelo era uno de Easy-jet que iba a Berlín o algo así. Todos los pasajeros dimos vueltas y más vueltas hasta que escuché a un viejo (trabajador del aeropuerto) intentando explicarse con unos guiris con mucho acento francés. Por fin y al hacer de traductor me dijeron mi puerta de embarque y hala, a Suiza.

De la semana de snow no diré mucho para no dar envidia a nadie. Sólo comento que me ha encantado, y que se me da bastante bien. Ya se girar, yendo marcha atrás y hacer alguna que otra cosilla de free-style. Pero me he gastado un pastón en comer pese a que teníamos media pensión incluida con el curso. Y por cierto el pueblo era un pueblecito típico de las montañas suizas de esos que necesitas un piolet para subir una cuesta, tanto por la inclinación de la misma como por el hielo.

Y escalada, he tenido que practicar este fin de semana por que hoy he tenido el examen de resistencia en la escalada es decir hacer siete idas y vueltas a una pared de unos 6 metros de alto. El problema aquí no es subir, subir es fácil, lo malo es que este profesor nuestro se empeña en que hagamos des-escalada y eso no jode, eso mata. Y más después de las navidades. Al final no he escapado mal aunque he perdido un punto porque me caía (hecho mierda) al final de la quinta bajada y otro por tonto, porque cuando estaba en la ultima bajada me pare en un punto de reposo (sitio donde puedes mantenerte sin usar las manos) y no me puse magnesio, los que me conocéis sabéis mi enorme tendencia a sudar por las manos, así que cuando estaba a menos de dos metros de acabar se me resbala una mano y un punto menos. Finalmente, cuatro sobre seis, no esta del todo mal pero jode por una estupidez así. Además hay 3 exámenes más de los cuales 2 son más fáciles de hacer así que va bien.

Y ahora me voy a ver si me han dado plaza en alguna residencia y me puedo librar de una vez de la vieja loca que no quiere que cocine con sartén, ni aceite, ni mantequilla… Eso, loca.

Besos y abrazos a todos/as Marietti

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.