Los Círculos de Preocupación y de Influencia

Imagen de sprocket

Los Círculos de Preocupación y de Influencia

A raíz del post de ElGekoNegro sobre la injusticia en el Mundo disfrazado de carta a los Reyes Magos y de los comentarios “revolucionarios” sobre la apertura de una FNAC en Sevilla, quiero aportar mi granito de arena presentándoos los Círculos de Preocupación y de Influencia, desarrollados por Stephen Covey.

Ya sé que esta teoría suena a psicología barata de garrafón, pero se la enseñan a TODOS los directivos y a los aspirantes a directivo. En mi caso me la enseñaron (la teoría) durante el curso de Eficiencia Personal al que Ericsson me envió.

La teoría se suele enseñar dibujando tres círculos concéntricos en el suelo. El grande (Círculo de Preocupación) representa todo lo que me preocupa o en lo que estoy interesado. Fuera de él está todo lo que me es indiferente, por ejemplo una chica tomando café en una granja de Arizona exactamente ahora. Si por el contrario la chica empieza a desnudarse delante de una webcam y me manda un e-mail para que lo vea, puede que pase a estar dentro de mi círculo de preocupación. El típico ejemplo suele ser el Calentamiento Global.

El círculo siguiente es el Círculo de Influencia, que agrupa todo en lo que puedo tener algún tipo de influencia. Si por ejemplo el Calentamiento Global me preocupa mucho, debería de incluírlo dentro de mi círculo de influencia por ejemplo usando transporte público en vez de un coche propio o limitando la cantidad de vuelos innecesarios que tomo al año. Si por el contrario el asunto me preocupa pero no lo incluyo en mi círculo de influencia, lo único que estaría haciendo es preocuparme o protestar por nada y esto es una pérdida de tiempo y energía que hay que evitar.

Y por último tenemos el Círculo de Control, que agrupa todo sobre lo que tengo control directo (usualmente uno mismo).

Todo este rollazo que cuento aquí es para resaltar que es muy bonito ser joven y revolucionario, protestar por las injusticias del Mundo, quejarse del capitalismo, la Globalización y demás, y sólo hacer eso, quejarse o preocuparse. España es un país especialista en quejarse y no hacer nada. ¡Qué envidia me da Francia! Ellos sí que consiguen algo cuando protestan, por ejemplo cuando intentaron introducir una ley para facilitar el despido de los jóvenes, simplemente por ser jóvenes. A la semana de darse a conocer se formaron tantas manifestaciones y revueltas que retiraron la ley de inmediato.

Así que ahí va el consejo Sprocket de la semana:

Maximiza tu círculo de influencia (y si puedes, el de control). Es decir, las cosas que te preocupan y sobre las que no tienes ninguna influencia, elimínalas de tu círculo de preocupación. Preocuparse o enfadarse para nada es una estupidez.

Los chinos, en su milenaria sabiduría, sintetizaron esto cientos de años antes de que el tal Covey naciera en este proverbio:

Si un problema tiene solución, ¿de qué te preocupas? Si un problema no tiene solución, ¿de qué te preocupas?

Comentarios


Seguramente este post o cualquier otro post que yo escriba, esté fuera del Círculo de Preocupación de Lobo :P


Mola la “teoría”. Estoy deseando que empiecen a llegar los hippies a protestar :D


Sí, si la chica se empieza a desnudar yo también lo llamaría “calentamiento global” :P

Aparte de eso, spro, tengo varios comentarios:

El primero es que si que me suena a psicología de CCC lo de los círculos de influencia, parte de la nueva ola de motivación laboral que sigue el modelo norteamericano de grandes empresas, la empresa es tu casa, pensamiento positivo, si tú no crees en ello no puedes hacer creer en ello, esas cosas. No comparto ese modelo de formación, donde el directivo es engranaje al que le dan más brillo para parecer mejor. Pero engranaje a fin de cuentas.

Dicho lo cual, comparto tu visión del lloriqueo general que sufrimos en nuestra generación (“nuestra generación”, bonito concepto que abarca unas tres décadas… pero es que desde principios de los ochenta somos básicamente los mismos), un lloriqueo que convierte el movimiento antiglobalización en una etiqueta de la antietiqueta, una corriente estética mucho más que de pensamiento.

Pero relativicemos la parte del círculo de influencia. Las cosas no son blancas o negras, establecer una posición crítica y preocupada ante ciertos problemas siempre me parecerá mejor que tomarse el proverbio chino al pie de la letra y lavarse las manos escudados en el “no puedo hacer nada”.

Otra cosa más. No cada comentario que se hace criticando cosas de la sociedad contemporánea o del capitalismo tiene que ser rebatido con un simple “puaj, hippy”. Se argumenta y se discute pero no se descalifica. No me gustaron los comentarios en el post de la FNAC criticando con demagogia barata ese negocio, acudiendo a argumentos no constatados y de pulla fácil. Pero tampoco me agradó demasiado el comentario “y tú más” creo que de Soulnet (sin acritud, capullo, que estamos hablando :P). Una cosa no quita la otra, responder a un “paremos la caza de ballenas” con un “pues lees revistas con árboles del amazonas” no me parece lógico y coherente.

Ea. Ahora los leones :P


Puto hippie… :P


Gordo friki :P


Cada vez que fumas, matas árboles y plantas de tabaco.


Plantas de tabaco malas!!! Las quemo aposta!!!


¡Y tú más!

- Atacaremos aposta al enemigo - La costa del enemigo, señor


Queridas televidentes, bienvenidas al rincón de Sprocket.

Hoy Fanshawe y Soulnet se descalificarán mutuamente frente a la audiencia.


Bocazas barbudo :P


Vaya, no se me ocurre nada gracioso… :(


Bueno, lo de “psicología barata” yo lo tomaría en el sentido de que es muy general, una idea muy adaptada a lo convencional o más bien, como bien dice fanshawe, más bien orientado a la empresa, si no no tendría sentido que dieran el curso :P No por ello, por estar orientado a la empresa no deja de ser psicología.

De todas formas, el Covey este, por lo que he podido leer de él, con la psicología no tiene nada, sino que tiene mucha “psicología” (entendamos la diferencia del uso del término)

Aún así, la idea no se aleja mucho de ciertas perspectivas que se puedan adoptar desde teorías de la psicología. La visión de los círculos de influencia yo la orientaría más en el sentido de locus de control. Lo que está fuera de tu alcance y lo que no. Todo esto relacionado con implicación en los problemas, reducción de estrés y demás. Es una forma más elaborada de ver lo que Sprocket comenta del proverbio chino, y realmente es eficaz tenerlo en cuenta; nos evitaríamos muchos sofocones ;)


De todas formas, el Covey este, por lo que he podido leer de él, con la psicología no tiene nada, sino que tiene mucha “psicología” (entendamos la diferencia del uso del término)

Sólo tenías que poner Psicología y psicología respectivamente (lo digo para la próxima).


Perdone usté. Tomo nota.


Creo que es la primera vez que algo que escribo sirve para inspirar a alguien. Gracias.


Hey,

La verdad es que el libro de Covey “7 habits of highly effective people” me parece muy bueno, yo ahora mismo me lo estoy terminando y la verdad es que te da que pensar. Muchas de las situaciones que comenta las puedes trasladar a hechos que te han ocurrido -o a alguien cercano- y ves las cosas desde otro ángulo.

Aún habienso sido descalificado por algunos al meterlo dentro de la categoría de “auto-ayuda”, creo que va bastante más allá. El problema de contar las cosas para la masa, es que luego la masa se vuelve contra ti… tendríamos que ser todos como kafka o góngora? ;-)

Un abrazo tio, y gran post!

Fer


Yo el otro día a raíz del tema de la vivienda pensaba exactamente lo mismo. Mucha gente habla sobre ello, pero nadie parece mojarse. Los jóvenes nos quedamos sin casa y parece que no ocurra nada. En vez de salir a la calle (en serio, no a hacer sentadas) y romper el silencio nos quedamos tan tranquilos celebrándolo con botellones.

Es triste pero cierto. Aunque tampoco sé hasta que punto somos culpables de nuestra propia pasividad. Creo que es un problema de educación, y algo nos hemos perdido para ser tan apáticos.

En cuanto a los círculos… creo que eso del proverbio chino es una de esas cosas sencillas de decir pero algo más difícil de realizar.

Saludos, he caído por aquí de rebote y prometo volver.


Totalmente de acuerdo. Yo ya estoy pensándome en irme a vivir a China para poder comprarme una casa… (50% coña, 50% en serio).


Estoy de acuerdo con Fanshawe sobre que es más que conveniente tener una opinión formada sobre cualquier tema que te preocupe aunque sobre él no puedas intervenir de ningún modo. Lo que también es cierto es que de nada vale tener una opinión formada sobre un tema si cuando surje la oportunidad de hacer algo te quedas con los brazos cruzados; para mí el más claro ejemplo es cuando en cualquier consulta médica hay algún problema (se ha perdido un historial, hay una cola de la muerte, el médico no aparece porque está desayunando, se “han estropeado los ordenadores” y no pueden dar cita…) hay muchísima gente que empieza a calentar motores (los propios y los ajenos) y protesta en voz alta con mucha fiereza, cuando tú amablemente le indicas que lo que puede y debe hacer es poner una hoja de reclamaciones, el 99% pasa de tí (o te hace objeto de sus pullas) y sigue blasfemando.

Lo mismo pasa cuando los autobuses van mal, cuando no se cabe en clase en la facultad, …

Creo que todavía persiste miedo en nuestra sociedad (tan aparentemente democrática) sobre “el señalarse” (y esto se lo he escuchado a alumnos de la facultad con menos de 25 años). De nada sirve protestar si cuando se puede hacer algo nos quedamos con los brazos cruzados.

(Sobre la teoría de los círculos me ha parecido interesante, aunque bastante “americana” para mi gusto, muy “new age”)


Como bien saben mis amigos testblogueros, yo soy de los que ponen hojas de reclamaciones y no veáis la putada que es que en Inglaterra no las tengan.

Si alguien se pregunta por qué los horarios del Häagen Dazs son así, la culpa la tengo yo por la hoja de reclamaciones que les puse.

Incluso cuando sabes que no va a servir de nada o no tienes razón, se debe poner una hoja de reclamaciones, ya que hace mejorar la atención al cliente e incluso las condiciones laborales de los trabajadores del sitio en cuestión (caso del Häagen Dazs).

Hoy llevo un diíta de perros gracias a nuestros grandes amigos los bancos, que se dedican a timar y estafar a la gente. ¡Tened mucho cuidado con ellos, que como os descuidéis os la meten doblada!


Hace poco leí una frase que me llamó la atención: “Un banquero es un señor que te vende paraguas cuando hace sol, pero que te evita cuando llueve”.


Observo los comentarios de los jóvenes… algunos critican… pero para criticar hay que considerar mucha información y un conjunto de variables utilizando PENSAMIENTO CRÍTICO, sino efectuamos simple crítica por oposición… Considero que las teorías son eso : POSIBLES SOLUCIONES O ALTERNATIVAS FRENTE A CIRCUNSTANCIAS O PROBLEMAS…. Podremos considerarlas como alternativas interesantes, viables, factibles o simplemente intentar comprobarlas en la práctica ..y en ese momento podremos definir una posición al respecto…. Creo que Covey desarrolla conceptos vertidos hace siglos sobre la conducta humana en diferentes tratados o libros al respecto…. y los ha traducido al lenguaje organizacional moderno…. ESE ES SU MÉRITO Y SU LLEGADA… Teresa


“Observo los comentarios de los jóvenes… algunos critican… pero para criticar hay que considerar mucha información y un conjunto de variables utilizando PENSAMIENTO CRÍTICO, sino efectuamos simple crítica por oposición…”

Y digo yo… que no a todo!!! Si los políticos lo dicen se quedan tan panchos, si lo decimos nosotros, es que aun no hemos salido de barrio sésamo.

Criticar por criticar, bueno, hay críticas constructivas (que se supone que se pueden dar en todo momento) y destructivas (que son las que se dan en todo momento). No veo necesario estar informado aunque si recomendable. Digo lo de necesario, porque si no te informas y criticas esta quedando… digamos que bonito. A que me lleva esto? A nada, pero ya tengo escrito medio post. Y quizás que una crítica se hace buena por si sola, o la hace bena el que critica, si lo hace con cabeza.

En cuanto a lo del individuo en cuestión, pues bueno, es la forma que tienen las empresas de que la a la gente le entre depresión. Pero tengo una preguntilla sproket. Cuantas horas extras TE OBLIGA TU EMPRESA A ECHAR SIN PAGARTELAS? Si preguntas por aqui, a tus conocidos programadores te dirán que mil. Así que veo inevitable preocuparme por un proyecto que lleva varias semanas o meses de retraso y que no está en mi mano arreglarlo ya que hay un grupo de unas 15 personas trabajando en él, pero que me va a obligar a salir todos los dias del trabajo en vez de a las siete de la tarde a las nueve, y nada de mas dinero. Así que el provervio chino, pues en este caso creo que se queda para los chinos.

En cuanto a lo de protestar, pues cada uno protesta por lo que le da la gana, pero al final todo el mundo tiene derecho a todo, nadie tiene obligación a nada, y cada uno imponte lo que mas le conviene al resto, todos hemos salido de botellona dando la noche al vecino de turno. En definitiva, esto es la ley de la selva, sobre todo porque no podemos elegir donde nacer, y a pesar de todos los problemas que hay aqui de vivienda, de “jasen das” y demás, me imagino a mas de uno que se cambiaba por nosotros nada mas propornerselo.

Saluditos


Mi empresa no me obliga a hacer ninguna hora extra impagada. Si se trabaja en proyectos, las horas extras se cobran y si por algún casual se necesitan horas extras internas, dependiendo de si hay dinero en ese momento en el departamento se pagan y si no, te dan el mismo número de horas extras que trabajaste en tiempo flexible (horas libres que te puedes tomar e irte a casa antes o no ir a trabajar algunos días).


Era una pregunta retórica, ya me imaginaba que tus condiciones laborales. Pero te queria mostrar una excepcion mas que un contraejemplo de que ni el probervio chino, ni la teoria de empresa son infalibles. Es mas en este caso distan mucho.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.