Pásate la cinta...

Imagen de sprocket

Ayer, estaba yo conduciendo mi coche de vuelta a casa cuando de repente, desde el cachondo del coche de delante empieza a llegarme la cinta magnética de las cintas casette de toda la vida. Y no estoy hablando de un metro o dos, sino de lo menos 50 metros o más sin exagerar.

Creo que no os hacéis una idea del momento. Yo estoy conduciendo el coche a 50 millas por hora (80 Km/h) cuando de la nada absoluta, una fina línea ondulante empieza a avalanzarse sobre mi parabrisas PERO SIN LLEGAR A TOCARLO. Es decir, que simplemente metros y metros de finas líneas danzaban frente a mí TODO EL TIEMPO, distrayéndome muchísimo al conducir. Esto duró unos 3 minutos que me parecieron eternos.

Finalmente la cinta se soltó y SE ENGANCHÓ en la antena de mi coche. Ahora era yo el cachondo de la cinta dando por culo al de atrás. Duró como otros larguísimos 3 minutos (que pude ver con regocijo por mi retrovisor) hasta que se soltó y pasó al coche de atrás.

Y así sucesivamente…

La verdad es que fue algo increíblemente peligroso ya que distraía muchísimo, pero en el fondo fue algo gracioso e inusual. Espero que al final no hubiera ningún herido o muerto debido a semejante broma.

¿A quién se le ocurrió semejante idea?

Comentarios


Quién sabe, puede que aún esté pasando la cinta de coche a coche

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.