Tutti fruti actualizador

Imagen de sprocket

Parece mentira, pero ha llegado el día en que no hay ningún post de Sprocket en la página principal de Testblog (bueno, debido a la imagen tamaño brutal de las pelotitas de colores, gracias Coque ¬¬).

He estado MUY liado esta semana con la mudanza de mi hermana, su cumpleaños, con la llegada de mis padres (HOY, dentro de media hora iré al aeropuerto) y demás. Así que ahora toca post recopilatorio. ¡Preparaos, que aquí viene!

Lo primero de todo fue la mudanza de mi hermana. No puedo enseñaros las fotos de su casa sin su permiso, pero me dio permiso para enseñaros el cuadro de El Quijote que preside su salón.

Donde Omaíta tiene el tapiz de ciervos (¡mi abuela tiene EL MISMO!), donde la gente suele poner el cuadro más valioso de su casa, mi hermana tiene un cuadro de El Quijote y una Dulcinea del Toboso bastante… erótica y bastante distinta de la “auténtica” Dulcinea que eligió Sancho Panza (¡leed el libro, malditos!).

Continuamos con la serie de cosas curiosas de Londres. Ya sabéis que las matrículas europeas están hechas para que no pueda haber palabras malsonantes (no tienen vocales), pero claro, esto es UK que NO es Europa (uno de mis profesores nos dijo que no habría clase porque tenía que hacer un viaje a Europa), así que podemos leer matrículas como ésta:

Ya de por sí suena gracioso leer Paco, pero si eres jeiquer, puedes leer otra palabra más graciosa aún.

¡Seguimos para Bingo, señora! Fue el cumpleaños del más cachondo humorista improvisado que tenemos en la Anime Society, el informático con cuyas camisetas brutales me parto ¡JP! Así que fuimos al Pizza Hut de High Street Kensington y nos pimplamos un menú por 24 libras que consiste en bebidas infinitas para 4 personas, 2 entrantes a elegir (pan de ajo y rollitos de queso, por ejemplo), 1 pizza familiar y 1 mediana a elegir y postre dulcérrimo autocompuesto. La gracia es que como en nuestra mesa éramos 3, por 8 libras nos pusimos HASTA EL CULO de comer y beber. Si venís a Sprocketland, os llevaré al Pizza Hut y pediremos ese menú.

Lo que más me llamó la atención fue el postre dulcérrimo autocompuesto. Tú mismo coges un cuenco, lo llenas de helado de nata (como el McFlurry) hasta donde quieras y le echas todas las golosinas y mierdas varias que quieras. Uno de los resultados posibles fue éste:

Debo decir que éste fue un postre bastante modesto, seguidamente, Anthony REPITIÓ su postre (teníamos postres infinitos también) y fabricó uno en plan Milagro de P-Tinto en forma de montaña con MILES de cosas por encima y sólo le faltó el chocolate por encima (también se podía).

Yo estaba TAN lleno que no tomé postre (sí, matadme ya), pero probé un poco del de la foto y fue DEMASIADO dulce para mi gusto además de crujiente por las distintas pamplinas que llevaba. Pero vamos, que pienso volver y comerme uno o varios de esos.

Cuando volvía de la compra, vi un cartel en español y dije, “no way”, después de mirarlo detenidamente, me di cuenta de que sólo estaba en español la palabra más gorda, PEQUES, así que me di cuenta de que hay una guardería bilingüe en mi barrio de inglés-español.

Y para terminar he dejado mi foto favorita. He pasado como un millón de veces por delante y siempre he querido hacerle una foto, así que aquí tenéis una foto de la entrada de la iglesia de la Virgen Mari Loli. ¿”Our Lady of Dolours”? ¿No suena un poco mucho ortopédico? Ahora entiendo por qué a los ingleses les dio por el protestantismo, si es que con esos nombres, cualquiera se lo toma en serio.

Lo mejor de todo es el “Servite Friars”, que suena como a “servimos friturita variada en cada misa”.

Comentarios


¿Algún problema con la foto? respeta el ancho de la columna (500px), ¿no? :P

El quijote me lo leeré otro año, que este ya he tenido suficiente con el bombo mediático.


¡¡¡Pero isensatoooo!!! ¿¿¡¡¡¡Acaso no leíste el quijote cuando te lo mandaron en el colegio?!!! Bueno, yo tampoco…


Respuesta de Joey? Respuesta de Joey?


Pues Joey diría “yo en el instituto me dedicaba al sexo”…

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.