Blog de sprocket

Imagen de sprocket

El corcho y la botella


Tenemos una botella de vino vacía, de las de toda la vida.

Cogemos el corcho de la botella y lo empujamos dentro de la botella con cuidado hasta que cae dentro de una pieza.

Disponemos de:

  • Un mechero
  • Un clip
  • Una bolsa de plástico
  • Una percha de alambre

Objetivo:

Sacar el corcho de una pieza sin partir la botella ni el corcho usando el mínimo número de elementos de la lista.

Solución:

Se posteará a la vuelta de mis vacaciones (finales de Mayo, principio de Junio).

Imagen de sprocket

Show must go on


Como dijo Freddie Mercury: “the show must go on”.

Después de una semana de luto, Testblog puede volver a la normalidad y nuevos posts pueden publicarse.

Agradezco a todos los Testblogueros que no hayan “pisado” mi obituario durante todo este tiempo.

¡Que siga el espectáculo!

Imagen de sprocket

En memoria de Jonathan Noel Tombs


Jon Tombs

Ayer al mediodía murió mi profesor, supervisor del proyecto fin de carrera y sobre todo amigo, Jon Tombs, debido a una extraña enfermedad degenerativa y las complicaciones derivadas de una neumonía.

Conocí a Jon en mi primer año de Teleco en la Escuela Superior de Ingenieros de Sevilla. Al principio, como todos, me reí por su fuerte acento inglés al hablar en spanglish con nosotros, pero muy pronto quedó evidenciada su gran inteligencia y desde ese momento, ya sólo generaba respeto.

Jon era un genio de Oxford que por razones sentimentales, vino a vivir a Sevilla (se casó con una sevillana). Impartía multitud de clases en la ESI, sobre todo de electrónica y microelectrónica. Creaba sus propios robots como hobby, y siempre tenía multitud de proyectos alucinantes que iba realizando con gran facilidad, incluso tenía varias patentes a su nombre.

Todo el que le conoció sentía admiración y respeto por él. Era muy querido en la escuela incluso por gente que ni le conocía. Era y es una leyenda.

Durante mi Proyecto Fin de Carrera, la enfermedad degenerativa comenzó a manifestarse y empezó a perder movilidad en los codos, más tarde empezó a andar raro, y poco a poco fue perdiendo movilidad hasta quedarse postrado en una silla de ruedas quedando como Stephen Hawking.

Todo esto pasó en un par de años, es decir, rapidísimo y fue una experiencia terrible que todos sus allegados sufrimos con gran tristeza y dolor.

Alguien tan brillante y tan joven como Jon, quedarse imposibilitado de esa manera y siendo consciente de ello fue algo durísimo.

Gracias a Jon, que escribió mi carta de recomendación para el Imperial College, pude hacer mi master allí, conocer a mi actual esposa, trabajar en mi actual puesto. Le estoy TAN agradecido por todo lo que hizo por mí y por todos sus alumnos y amigos.

Jon, donde quiera que estés, fue un auténtico honor ser tu amigo y alumno. Muchísimas gracias por todo tu cariño y apoyo.

Da por seguro que jamás te olvidaré.

Carlos

Imagen de sprocket

Darth Vader en la cafetería de la Estrella de la Muerte


Un poco difícil de entender si no dominas bien el inglés, pero descojonante.

Imagen de sprocket

Operación avispa fuera


¿Qué es lo que pasa cuando una avispa gordísima se mete en tu baño y te impide asearte normalmente?

Primero haces lo típico, abres la ventana y esperas un poco a que se vaya.

Si después de varias horas, esto no funciona, entonces puedes intentar forzar a la avispa a que se vaya lanzándole algún trapo cerca o simplemente tratando hacerle moverse y que por casualidad salga por la ventana.

En este momento es preciso recordar que las avispas son animales viciosos que pueden picar varias veces seguidas y seguir vivas. Así que tuve que usar el recurso extremo.

Operación avispa fuera

En cuanto consiga recomprimir el .mov de 20 megas a mpeg, tendréis incluso el vídeo de cómo fue la operación avispa fuera.

Imagen de sprocket

¿Cómo cultivar hierba en el teclado de alguien?


Cuando nuestro “amado” compañero de curro se va de viaje dos semanas al Caribe, ¿qué mejor que sembrarle el teclado de hierba?

Imagen de sprocket

Nauru


Bandera de Nauru

El otro día estábamos haciendo el polla con Kota en casa y nos dio por mirar rankings de países en la wikipedia y después de un buen rato me llamó la atención uno en particular.

Se trata de Nauru, país del que jamás había oído hablar.

Imagen de sprocket

Las propinas


Propina, algo estúpido

Desde que vivo en Londres, cada vez que voy a un restaurante siento esa punzada amarga por dentro cuando tengo que pagar la cuenta. ¿Dejo propina o no la dejo?

Los españoles no solemos dejar propina, o dejamos el cambio o parte del cambio. Solo dejamos propina cuando hemos tenido un servicio espectacular, es decir, los camareros se saben nuestro nombre, nuestra vida y el maitre o el dueño se pasa a saludarnos.

Los chinos simplemente JAMÁS dejan propina, ya que el servicio está incluído en el precio de la comida.

En Londres la gente sí deja propina o te “fuerzan” a dejarla y siento esa presión constantemente. Es como la mafia, si no dejas propina, algo malo te pasará pronto.

Pero lo que sí que es una auténtica estafa es el sistema de propinas estadounidense (en adelante americano). En EEEUU TIENES POR COJONES que dejar propina y una propina generosa. Con la excusa de que a los camareros les pagan un sueldo mísero, te hacen chantaje emocional para que les des propina. A cambio el cliente siente esa satisfacción casi infantil de sobrarle a uno el dinero, de que se es tan rico que puede dejar sabrosas propinas a los pobrecitos camareros.

Lo más interesante y oscuro de este sistema son los impuestos. Las propinas son dinero negro (o dinero B) y no pagan impuestos. Famosos son los casos de camareros que ganan el salario mínimo, pero cuyas propinas son superiores o muy superiores al propio sueldo. Esto implica que no pagan apenas impuestos (o en absoluto). Pongamos un ejemplo: el currito A gana 2000 dólares al mes y va a un restaurante a darse un homenaje. Al camarero B, gana el salario mínimo de 800 dólares al mes (datos ficticios, no tengo ni idea de cuáles son el salario medio ni el mínimo), pero gana en propinas un total de 1200 dólares al mes que combinados con su sueldo hacen exactamente 2000 dólares al mes.

El currito A tiene que pagar un 20% de impuestos, esto es 400 dólares al mes. El camarero B no paga impuestos, ya que gana el salario mínimo.

El balance queda en que A tiene un poder adquisitivo de 1600 dólares al mes, mientras que B tiene un poder adquisitivo de 2000 dólares al mes.

Además está el agravante de que B, por cobrar el salario mínimo, tiene derecho a cobrar ciertas ayudas del Estado que le reportan unos 400 dólares extra al mes. El currito A está justo en el borde, por lo que no puede beneficiarse de ninguna ayuda.

¿Seguís viendo como pobrecito al camarero?

La solución obviamente es romper radicalmente este sistema mafioso de propinas o simplemente cobrar impuestos o declarar las propinas, por ejemplo incluirlas en el terminal electrónico de pago con tarjetas de crédito-débito (esto pasa en UK). Por supuesto habría que subirles el sueldo a los camareros, para que no salgan tan perjudicados.

El concepto en sí de dejar propina es absurdo, ya que sólo se aplica en hostelería y no en general. ¿Por qué perpetuar esta tradición que no nos reporta nada bueno al resto de mortales que no trabajamos en hostelería?

Si se quiere seguir la tradición, nunca se debería dejar una propina que sobrepase el valor de un plato del menú que te comerías de buen gusto. ¿No es estúpido regalar dinero y quedarse con hambre por culpa de la propina?

Imagen de sprocket

¡Ya están aquí las bragas con GPS!


Lo que todo padre de adolescentes y amantes celosos querían. La cosa es cómo convencer a las chavalas para que se las pongan, porque a esas edades ellas ya se compran sus prendas íntimas…

Seguid el enlace de abajo para leer los testimonios. xDDD

[vía forget-me-not panties]

Imagen de sprocket

La barbacoa


La barbacoa

Una vez que un hombre se ha decidido a hacer una barbacoa, hay una serie de acciones encadenadas que se ponen en marcha….

1) La mujer compra la comida.

2) La mujer hace la ensalada, prepara la verdura y el postre.

3) La mujer prepara la carne para la barbacoa, la pone en una bandeja junto con los utensilios necesarios y la lleva al exterior, donde el hombre ya se encuentra sentado ante la barbacoa con una cerveza en la mano.

Ahora el punto culminante de la actividad.

4) EL HOMBRE PONE LA CARNE EN LA PARRILLA DE LA BARBACOA.

5) Siguen más actividades rutinarias: la mujer lleva los platos y cubiertos al exterior.

6) La mujer informa al hombre que la carne se está quemando.

7) El le agradece esta información vital y aprovecha para pedirle otra cerveza mientras se ocupa de la emergencia.

¡¡¡Y ahora otro momento culminante!!!

8) EL HOMBRE RETIRA LA CARNE DE LA BARBACOA Y SE LA DA A LA MUJER.

9) Más trabajos rutinarios: la mujer coloca los platos, la ensalada, el pan, los cubiertos, las servilletas, las salsas… y lo lleva todo a la mesa.

10) Después de la comida, la mujer quita la mesa, friega los platos y…¡¡¡otro momento importante!!!:

11) TODOS FELICITAN AL HOMBRE POR SUS DOTES CULINARIAS Y LE AGRADECEN LA ESPLÉNDIDA COMIDA.

12) El hombre pregunta a su mujer qué le ha parecido el no tener que cocinar. Cuando ve que ella se mosquea, llega a la conclusión de que no hay manera de complacer a las mujeres.