cine

Imagen de Hodus

Oh dios mio, es un...!


Da zuzto :D

Imagen de Coquevas

Parecidos razonables


Después del miedo++ de la entrada anterior vamos a jugar a un juego.

Primero tenemos a una chica que está comiéndose un caramelo:

Sí, ya sé que eso no es un caramelo, pero eso es lo de menos.

Ahora viene la parte divertida. ¿No os recuerda a nadie? Os dejo tiempo para pensar…

¿Ya? solución: una, dos, y tres.

Por cierto, no hay nada como que la personalidad de la que eres fan tenga un nombre o apellido con nueve letras para aprovechar el tirón del juego del año: sudoku

PD: Para los que les haya ofendido la foto… Madurad

Imagen de soulnet

Una de Star Wars


De mano de No puedo creer que lo hayan inventado nos llega el increible, el fantástico, el único…. Darth Vader Christmas Edition. Yo ya sé lo que quiero por de reyes :P

Imagen de Coquevas

Fetiches


Japonesitas de uniforme, Darth Vader y teléfonos móviles. ¿Algún geek se puede resistir a esto?

Imagen de Coquevas

Bruce Willis Forever (II)


¡Mira guapa, yo sólo hablo dos idiomas; normal y 'con tacos'!

Imagen de Coquevas

Bruce Willis Forever


No me gustaba hablar con la gente, y al hacer de psicólogo de una niña de 19 años, me sentía como un enfermo de parkinson haciendo de neurocirujano con una llave inglesa.

Imagen de Coquevas

La felicidad del ignorante


Paul, el gerente (negro) de un hotel perteneciente a una aerolínea belga en Kigali (Ruanda), se ve inmerso en el cruel genocidio (un millón de muertos) que en la primavera de 1994 protagonizó la milicia Hutu (etnia mayoritaria) junto al ejército ruandés contra la minoría Tutsi. Este genocidio fue el origen de uno de los mayores éxodos de los 90, junto al de Sarajevo. Paul aprovecha la protección de la ONU en el hotel para refugiar a su mujer e hijos (de raza Tutsi) y a 1200 persona más que conviven con los extranjeros alojados allí mientras que intenta que la tapadera de “Hotel de Lujo” y los sobornos mantengan alejados a las milicias y al ejército.

En el hotel se encuentra un equipo de televisión británico que consigue unas de las primeras imágenes de la matanza. Paul, tras ver las imágenes, tiene la siguiente conversación con el cámara (Jack):

PAUL
Me alegro de que haya grabado esas imágenes, y de que el mundo entero las vea. Es nuestra única esperanza para que la gente decida intervenir.
JACK
¿Y si decide no intervenir? ¿Sigue estando bien emitirlas?
PAUL
¿Cómo no va a intervenir después de ver esas atrocidades?
JACK
Creo que cuando la gente vea esas imágenes dirá “Dios mío, que horrible” y luego seguirá cenando.

El cámara, que existe exclusivamente para decir esa frase, me hizo pensar en la gente que estaba celebrando estos días pasados lo afortunados que son porque su equipo ha conseguido una copa, cuando deberían de estar celebrando lo afortunados que son por las vidas que tienen.

Puede parecer una película, pero es un trozo de la cruel historia, basada en el odio y en la envidia, del ser humano.

Imagen de Coquevas

Ser y Tener (Étre et avoir)


Ser y Tener (Étre et avoir)

Ser y tener son los dos auxiliares que, en francés, permiten conjugar el pasado compuesto. También es el título de una película a modo de documental que narra la ardua labor de un profesor de primaria en un colegio rural francés. Todos los niños, desde los 4 a los 11 años, se encuentran en una sola aula con los problemas que ello conlleva. Falta de adaptación, mayores que pegan a los chicos, rechazo a abandonar la escuela para ir al instituto… Todos llevados lo mejor posible por un profesor al que le gusta su trabajo, y eso se nota en la forma que tiene de hacerlo.

Una película imprescindible si les interesa la docencia en alguna de sus formas.

Imagen de Coquevas

El reverso tenebroso


vader_slab05

Tras años de espera, la historia se ha completado. ¿Tendrá futuro?

Imagen de sprocket

El misterio del timbre que no suena y Star Wars III


Ayer estuve toda la tarde con mi padre en Multitrain, recibiendo un mentoring (tutoría (en este caso de Excel) impartida por un experto) y en el descanso, mi padre y yo detectamos que en recepción había un timbre como el de los hoteles de las películas.

Mi padre y yo nos miramos: ambos ardíamos en deseos de pulsarlo, aunque fuera una escandalera y la chica de recepción nos odiara por ello.

Mi padre obviamente no lo pulsó (un hombre mayor, respetable, ingeniero, no puede hacer cosas así de infantiles), pero claro, yo ME MORÍA por pulsarlo. Así que lo pulsé discretamente.

No sonó una mierda. Así que lo pulsé con todas mis ganas. Repetidas veces, por si el azar hacía que funcionara bien. Nada. Sonaba a cascajo, un timbre roto, que no suena, no sirve para NADA.

Entonces lo vi: el timbre era de Microsoft. LO JURO. Justo en la base del timbre venía el logotipo de Microsoft y un teléfono (supongo que el servicio técnico del timbre).

Mi padre y yo nos empezamos a reír, era evidente que un timbre hecho por Microsoft NO podía funcionar (¡ni siquiera llevaba un asistente que te dijera: “parece que quiere pulsar el timbre, ¿necesita ayuda para pulsarlo?”!).

Me extrañó que el timbre no llevara un miniTFT para poder mostrar un pantallazo azul (o pitufazo):

Usted ha pulsado el timbre de forma inesperada y deberá cerrarse. Volcado de memoria 0x000000FF (todo un clásico).

En otro orden de cosas, esta noche por fin veré el tan esperado Episodio III de Star Wars. El Episodio I fue un bodrio para niños, el Episodio II fue un bodrio para los canis adolescentes, pero el Episodio III tiene que ser la peli para los frikis (esperemos que no sea un bodrio).

No soy tan friki como para ir disfrazado al estreno (aunque a las pelis de Star Trek voy con mi uniforme de Voyager y los galones de oficial ingeniero, pero eso no es un disfraz, es un uniforme :P), pero puede que mis amigos sí vayan disfrazados (incluso de Darth Vader, con el casco auténtico y la capa y todo).

Esta noche de todas formas será especial, porque ya no podrán torturarnos más con Star Wars (George Lucas desistió de rodar los Episodios VII, VIII y IX). No tendremos que sufrir años y años para que nos muestren un mojón tal que Episodio I.

Curiosamente no estoy nervioso por el estreno, mejor esperarme lo peor…