cita

Imagen de Coquevas

El almacén secreto de LEGO: Todos los sets de la historia


Dozens of images started to appear in my head, Polaroids of Xmas and birthdays that I thought were faded, completely fresh, color-corrected, and restored by the damn Lucasfilm for a Blu-ray re-release.

Que traducido resulta:

Decenas de imágenes empezaron a aparecer en mi cabeza, Polaroids de navidades y cumpleaños que creía que se habían desvanecido, completamente renovadas, con el color corregido y restauradas por la maldita Lucasfilm para un lanzamiento en Blu-ray.

Así de impactado se quedó Jesús Díaz de Gizmodo en la visita al almacén donde LEGO guarda todos los sets que ha fabricado en sus más de 50 años de historia. Si lo tuviste, estará allí almacenado.

Imagen de Coquevas

Bruce Willis Forever (III)


- ¿Pantalones de cuero?
- Sí.
- ¿Cuánto cuestan?
- Seis cincuenta.
- ¿650$?
- Sí.
- ¿Unos pantalones?
- ¡Sí!
- ¿Y te los pones?
- Sí.
- ¿Y no tienen una tele dentro o algo así?
- No, que va.
- Ay, que viejo estoy.

Imagen de Coquevas

Primero de mes


Me gusta el olor de los mailing list memberships reminders por las mañanas

-Parafraseando a @pedlagdur y a Apocalypse Now
(Hace unos minutos)

Imagen de soulnet

La frase del día


La cita del día en las listas de correo del curro:

Está claro que “evidentemente” es un término que deberían quitarnos de las manos en algunos entornos profesionales. Es una verdadera bomba de mierda a punto de estallar.

Nacho

Imagen de Marietti

Bill Gates y la General Motors


Bicheando por Internet he encontrado la siguiente historia:

En una feria de ordenadores (la ComDex) Bill Gates hizo la siguiente declaración al comparar la industria de los ordenadores con la de los automóviles:

Si la General Motors pudiera desarrollarse tecnológicamente como la industria de los ordenadores, podríamos todos hoy conducir autos de 25 dólares, que pudiesen recorrer mil millas con un galón de combustible.

Como respuesta, General Motors publicó en la prensa una explicación (redactada por el mismo Mr. Welch) con el siguiente contenido:

Si la General Motors se desarrollase tecnológicamente como Microsoft, tendríamos hoy autos con las siguientes características:

Su coche tendría al día (sin poder explicar la causa) dos accidentes.

Cada vez que las líneas de la carretera se pintasen de nuevo, debería comprar un coche nuevo.

De vez en cuando, su coche se saldría de la autopista sin causa explicable, y aceptaría el hecho fácilmente, arrancaría de nuevo y seguiría conduciendo.

En el caso de que realizase una determinada maniobra (p. Ej. Una curva a la izquierda), y el coche simplemente no le hiciese caso, y se negase a arrancar de nuevo, se vería obligado a instalar un nuevo motor en el coche.

En principio sólo se podría sentar usted solo en el coche, eso sí, podría adquirir posteriormente Car95 o CarNT, pero debería pagar por cada asiento adicional.

Macintosh construiría coches que funcionasen con energía solar, mucho más fiables, 5 veces más rápidos y el doble de fáciles de conducir, sin embargo sólo se verían en el 5% de las calles.

El indicador del aceite, el de exceso de temperatura, y el de batería se reemplazarían por una lámpara general de fallo del vehículo.

El Airbag-System preguntaría ¿Está usted seguro? antes de explotar.

Ocasionalmente se le cerrarían todas las puertas de su vehículo sin razón alguna. Podría no obstante volverlas a abrir con un truco, como por ejemplo, tirar del tirador al mismo tiempo que gira la llave con una mano y con la otra agarra la antena de la radio.

General Motors le obligaría a comprar con cada coche la tarjeta de una firma filial de GM, no importa si no necesita esa tarjeta o si no la quiere. Si tomase la opción de no comprar la tarjeta, su auto se volvería inmediatamente el 50% más lento (o algo peor). En consecuencia, General Motors sería objeto de investigaciones por parte de la Justicia.

Siempre que General Motors presentase un vehículo, deberían todos los conductores aprender de nuevo a conducir, porque ninguno de los accionamientos del coche funcionaría igual que en el modelo anterior.

No he podido comprobar si es cierto pero está gracioso.

Imagen de Coquevas

Refrán autoreferente


A buen entendedor…

-Yo marco el minuto (La Mala Rodríguez, Lujo Ibérico, 2000)

Imagen de Coquevas

Señor de Dragones


—Cuéntame: ¿qué es un señor de dragones? —Una persona con quien los dragones aceptan hablar, eso es un señor de dragones, o al menos eso es lo que importa. No se trata de domar a los dragones, como cree la mayoría de la gente. Los dragones no se dejan domar por nadie. Con un dragón, el problema es siempre el mismo: o habla contigo o te devora. Si puedes contar con que haga lo primero, y no lo segundo, entonces eres un señor de dragones.

—Las tumbas de Atuan (Ursula K. Le Guin, 1971)

Imagen de kaitana

Hablando de Seguridad...


Un sistema se vuelve inseguro simplemente con el mero hecho de encenderlo. El único sistema totalmente seguro sería uno que estuviese apagado, desconectado de cualquier red, metido dentro de una caja fuerte de titanio, rodeado de gas y vigilado por unos guardias armados insobornables. Aún así yo no apostaría mi vida por él.

Gene Spafford, Experto en seguridad

Visto en Temario de las Oposiciones, Tomo 3

Imagen de Marietti

Quiero la Biblia


Andando por el Corte Inglés y al pasar junto a un niño de uno siete u ocho años escuché (gracias en parte a los gritos) la siguiente conversación entre madre e hijo:

Niño: ¡¡¡MAMA QUIERO LA BIBLIA!!!

Madre: No hijo, que ya tienes una en casa.

Niño: ¡¡¡PERO YO QUIERO LA BIBLIA AHORAA!!!

Imagen de Coquevas

Perdona...


La Madrugá pasada estábamos Marietti, Lau- y yo tomando algo en el Utopía una hora antes de que saliese la Macarena y un tipo se sentó cerca nuestra, sacó su macbook pro y se puso, supongo, a frikear. Minutos después se le acercan dos poperos y le preguntan…

Perdona. ¿Te importa que miremos nuestro Fotolog?

Lo mejor de todo es que le tuvieron que explicar lo que era un Fotolog. ¿Realmente estaría trabajando? ¿Tanto engancha el Fotolog como para mendigar por un poco de conectividad? Como dicen los grandes, la necesidad ya no es el acceso a Internet, sino la ubicuidad de dicho acceso.