personal

Imagen de sprocket

Como la vida misma


dilbert

En la tira de Dilbert de hoy me he sentido totalmente reflejado.

Como buen ingeniero, siento una tendencia natural hacia la perfección y la búsqueda de la forma óptima de hacer las cosas.

A la gente no le gusta que le recuerden que no tienen la razón. Harán cualquier cosa para contradecirte o simplemente se callarán mirándote con cara de odio, en vez de darte las gracias por haberles facilitado la vida…

¿Os acordais de la peli Phenomenom? John Travolta, un paleto de pueblo que un OVNI le hacía ultra-inteligente y se dedicaba a optimizar la organización del aparcamiento del bar al que siempre iba o de mejorar el abono de sus vecinos. Pues algo así.

Por supuesto no estoy hablando de mí, ni comparándome con el personaje de Travolta, pero algo así en una escala mucho menor, podría ser.

Otro día hablaré sobre las mil y una erratas de los telediarios, auténticos profesionales de la información, metiendo la pata hasta el fondo, inventando nuevas palabras en pos del progreso…

Hace poco, en una conferencia/foro de discusión, absolutamente todos los participantes usaron la palabra modelización, en vez de modelado. El verbo modelizar no existe y es cacofónico. Usemos el verbo correcto “modelar”, ¿no suena mejor?

Increíble.

Imagen de Marietti

Y morirás en deportes


Ya ha empezado el curso, y teniendo en cuenta que como sólo tengo una clase por semana de cada asignatura, lo que hacen 6 o 5 por semana (hay una asignatura que tengo una sí, una no), me quedan toneladas y toneladas de tiempo libre, para hacer qué??

Imagen de Marietti

Mas liao que la pata de un romano


Se acabó el aburrimiento, el miércoles pasado llegaron por la noche los erasmus que faltaban entre los cuales se encontraba la que viene de granada, y al día siguiente, la jornada de bienvenida para los guiris…

Imagen de sprocket

Hoy puede ser un mal día, plantéatelo así


Anoche me acosté a las 2:45h y hoy, como de costumbre, me ha sonado el despertador a las 8h. Como cada mañana, nada más sonar el despertador, lo apago y enciendo la luz para despabilarme. A esto que pulso el interruptor y la bombilla peta y hace ¡pam! al mismo tiempo. Quedo a oscuras y por lo tanto duermo, no sin antes subir la persiana para que al menos llegue a despertarme la claridad del día.

Imagen de Marietti

Por fin sé qué es lo de los jodíos lacitos


Y el misterio me fue desvelado de la forma que menos cabía esperar (bueno… no). Fue de rebote por medio de una chavala que tiene una prima que vive en Francia que… que lo sabía. NO ES UNA SECTA :(

Imagen de sprocket

Los peores dos meses de mi vida


Ya estoy hasta los cojones de que todo el mundo me diga que me queda un suspiro para acabar la carrera. Me lo llevan diciendo desde el año pasado y aún no la termino…

Por si fuera poco pasar 5 años puteado estudiando teleco, sin tiempo libre y envidiando al resto del mundo universitario (sí, ése en el que las juergas son lo normal y en el que sólo tienes que estudiar unos días antes del examen para sacar notazas), ahora tengo que pasar 2 meses (que se dice pronto) enclaustrado en mi cuarto estudiando.

Imagen de Marietti

Este iba a ser un articulo de sociedad pero ahora es personal


yo pensaba contar lo raritos que son los suizos en algunas cosas, como son los horarios, las ventanas (sí, las ventanas), o qué cojones es ese lacito que ponen en las antenas de un huevo de coches, pero esto ya es algo personal.

Imagen de Marietti

Y todos son amables de la muette


En fin que ya estoy aquí. Los suizos han resultado ser las personas más amables del mundo.

Imagen de Marietti

Hola!!!!


Ya que la chachablog me ha hecho la cuenta…

Imagen de sprocket

El quinto sentido


Esta mañana me he despertado a la hora que he querido, sin despertador por una vez en la vida. Ésta es una de las ventajas de terminar los exámenes (aunque mañana tengo uno de inglés en Madrid).

Como ahora tengo tiempo, puedo tener momentos filosóficos nada más despertarme. Así que me ha venido a la mente una de esas reflexiones: he pensado en el más fantástico e increíble de los cinco sentidos: el tacto.