Cómo ser John Malkovich, ups, cómo ser John Locke

Imagen de sprocket

Acabo de tener una de ESAS experiencias.

Estaba tan tranquilo fregando los platos de la cena cuando, al echar agua sobre los platos para empezar a enjabonarlos, una cucaracha aparece al fondo del fregadero y me saluda moviendo las antenas.

Automáticamente pienso: “mierda, me ha tocado a mí”.

Lo primero que hago es mojarla bien para que no pueda volar. Odio cuando vuelan (sí, era de las voladoras). Después compruebo que no consigue subir por el pozo de potencial infinito, o sea, la pared vertical del lavadero. Como no podía escapar, me paré a pensar un plan de exterminio.

Lo que tenía claro es que ninguna parte de mi cuerpo iba a tocar semejante criatura maligna. Así que al final recordé la serie a la que estoy totalmente enganchado y me quedan 2 capítulos para acabar: LOST.

¿Qué haría John Locke, el superviviente nato, el cazador, el máquina, si estuviera en mi situación?

Obviamente cogí el cuchillo más gordo que tenía y para no ensuciarlo se me ocurrió envolverlo con una servilleta desplegada. Mala idea, la servilleta duró 0,2 segundos en desenrollarse. Ahora que lo pienso con más calma debí usar el film transparente de plástico.

Lo cachondísimo del asunto es que había una ensaladera en mitad del lavadero, de éstas circulares. Por lo que la cucaracha sólo podía correr alrededor de ella.

Empecé a lanzar machetazos contra la criatura maldad que casi todos paraban al metal del fregadero (bonito lo he dejado). En verdad, el primer plan que me vino a la mente fue usar algún cucharón cubierto con algo, para sacar la cucaracha del fregadero y poderla pisotear según el ritual tradicional. Pero no, yo quería que no se escapara, tenía que sufrir el haberme jodido el fregado…

Uno de los machetazos le cortó un trozo de antena y otro le dio de lleno, pero la cabrona seguía corriendo. Era muy cómico, porque la cabrona daba vueltas alrededor de la ensaladera SIEMPRE en la misma dirección, es decir, sentido horario. Yo iba macheteando por detrás de ella para que corriera y luego esperaba a que pasara por donde yo estaba esperando y ¡zas!

Yo tenía visión casi absoluta desde arriba, por lo que no podía escapar. Uno de los machetazos la dejó tocada y medio quieta. Y entonces he tenido que hacer lo más difícil de mi vida. Yo quería pegar machetazos aleatorios y que uno le diera, pero no acertaba ni uno. Así que tuve que poco a poco ir acercando la punta del cuchillo hasta clavársela en todo el cuerpo. Me acordé de la escena de Salvar al soldado Ryan, cuando un nazi apuñala en el corazón a un americano del pelotón de Ryan poco a poco hasta que le mata, mientras un compañero del pelotón mira cómo lo hace, cagado de miedo y no salva a su compañero. No podeis imaginar cómo me ha temblado la mano al hacerlo. Pero lo hice.

La cucaracha aún movía la cabeza, una pata y las antenas. Para acabar con su sufrimiento (y el mío), intenté acertarle en la cabeza, pero la cabrona la movía para evitar el cuchillo, así que he tenido que hacer lo peor de todo: he tenido que coger una servilleta y cogerla con la mano y ESTRUJARLE LA CABEZA con mis dedos hasta que ha hecho CRUICH. La he tirado a la basura y he fregado todo con el mayor ímpetu y pasión de mi vida. Sólo de pensar en la cucaracha cada vez que me tome un yogur o que corte queso me dan arcadas.

Comentarios


Bleeeeeeerg!!!!

Anda que… cómo se nota que no conoces mis técnicas de exterminio de cucas.

Para otra vez, le echas un chorreón de lavavajillas, y así se keda pegada al fondo del fregadero (o suelo, bañera, o cualquier superficie en la que encuentres semejante bichejo) Y si dudas de la eficacia del producto verde, haz uso sin dudar de Forza Hornos (o sucedáneos). Te ASEGURO que su vida no volverá a ser la misma :D

Si ej que…


Con cillit-bang no hubiese durado dos asaltos… claro, que tu epidermis tampoco ^_^U


Yo las mato con laca para el pelo ^^ Les echo laca hasta se quedan tiesas tiesas (si de esas lacas que no apelmazan, seguro…) luego las barro y las tiro por le vater y adiooooooooooooos


Yo siempre he usado la técnica del pisotón, y suenan COCRACH (que viene a ser su nombre en inglés). El problema es que suelo ir descalzo por casa, pero desde que puse una junta de goma en la puerta no han vuelto a entrar :D

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.