Partida y llegada, viaje de un Testbloger por Marietti Bolsón

Imagen de Marietti

En primer lugar he de decir que mi residencia es un mojón y no puedo conectarme y que cuando me puedo conectar no puedo subir la ingente cantidad de fotos que quisiera (ni siquiera una), pero cuando pueda las iré metiendo en los post correspondientes.

Y allí me encontraba yo con mi maleta de viaje en la espalda, el portátil colgado de un lado y una pequeña mochila a la espalda. Por primera vez en mucho tiempo había llegado a la salida de un viaje largo con tiempo de sobra. Claro, me había pasado casi toda la noche haciendo la maleta y preparando todos los documentos. Aunque creo que fue más bien por que mis padres me llevaron a la estación…

me piro

Asiento veinte, me despedí una vez más de mis padres por la ventanilla del autobús. Me esperaban al menos seis horas hasta Madrid, aunque debido a la falta de sueño apenas note el viaje. Me desperté sólo para comer en la parada del autobús, por lo demás dormí todooodo el camino. Al llegar a Madrid fui hasta la estación de metro donde me encontré con coquevas que me acompañó a casa de Lau-. Allí, como buen hobbit, tomé el segundo almuerzo y me abastecí de series para el camino.

Coquevas me acompañó hasta la estación de Chamartín donde buscamos juntos el coche 78 y, claro, no iba a ser el primero, no, el primero era el treinta y algo, así que estaba a tomar por saco a la derecha.

Hacía diez años desde la última vez que me monté en un tren-cama y cuando entré me quedé atascado en el pasillo. “¡¡Joer si que he engordado!!”. Y en ese momento me dice Coquevas “Se te ha atascado la mochila en la puerta”… Jai jai jai.

Ya en mi compartimiento me senté y llego uno de mis compañeros (un francés con acento español) que se fue rápido. Salimos a fuera hasta que el tren estuvo apunto de salir, me despedí y me subí al tren. Me pasé toda la noche viendo series. De hecho, me vi The I.T. Crowd del tirón. Al final conseguí dormir un par de horas.

Ya en París salí del tren y, oh sorpresa, un grupo de eurodysnesitos que llevaban a la gente hasta el parque. ¡Genial! Allí voy yo a hablar con ellos y les digo que voy a disney a trabajar, que si me podían acercar, pero el tío me dice que no, imposible, sólo para clientes. ¡Sólo para clientes! Me cago en…

Así que fui hasta la Gare de Lyon para coger el RER hasta eurodisney. Allí esperé una cola de un millón de personas para comprar el ticket del metro (unos 6 lerus). El RER iba lleno hasta la trancas y yo le daba a todo el mundo con las maletas. Los franceses que no se apartan. Finalmente llegue a mi lugar de destino, Val d´Europe, y pude bajar.

El edificio de disney estaba a unos cien metros de la salida del RER así que llegué en un momento. Me recibieron y me dijeron dónde guardar las maletas. Acto seguido me pasaron a una sala donde esperaba un español (el primero de muchos), Emilio de Granada, y un francés que no me acuerdo de cómo se llama. Nos dieron una charlita y nos enviaron para nuestras respectivas residencias. Me llevaron en un autobús semi-privado sólo para mí y una chica sueca (creo), Ani Maria.

La residencia se llama la Boiserie y son edificios de dos plantas con seis u ocho apartamentos con dos o tres habitaciones dobles por cada uno. A mí me asignaron el 3402.

Apartamento

¿No parece el nombre de un hechizo de bleach?…

Dentro del apartamento me encontré con una decoración bastante curiosa…

apartamento1

… y descubrí que era debido a mi compañero de cuarto. Caballeros del zodiaco, el gran patriarca, …

apartamento5

… posters de Ghost in the shell…

apartamento3

apartamento4

… tomos y tomos de manga y montones de versiones originales de pelis.

Instalé un poco mis cosas y salí a dar una vuelta en busca de provisiones (esta vez comestibles). Encontré un pequeño supermercado donde cogí leche, queso, pasta y un par de cosas más. Llevaba doce lerus y al llegar a caja me dice el simpático dependienteÑ “16,50 por favor”. Agggggggggggg! Al tío le faltó decir “Te crees que no sé que soy el único supermercado a menos de 20 minutos en bus”. Fuera la mitad de las cosas. Siete euros con algo. Ahora que podía, pague y me fui.

Más tarde volví a mi apartamento y conocí por fin a mi compañero de cuarto, Sebastien, que hablaba por el messenger mientras jugaba a la psp con la tele de fondo. Yo me puse al lado a ver Urgencias. Al rato puso Bleach y cuando le pregunté por qué episodio era por fin me habló. Que a mí también me gusta el anime, que si a él le encanta Naruto, bla bla bla… Después de un rato, cada cual siguió con su serie y después a la cama, que al día siguiente tenía mi primer día de formación disney.

Comentarios


uf, pedazo de crónica de tus primeros días allí. Me alegro mucho de que hayas podido subir algo a testblog. A ver si puedes hacer más “escapaditas” y nos cuentas más cositas :)

eDIT: por cierto, eso de que duerma el tío este con una katana en la cabecera de la cama da un tanto mal rollo xD


Como mola el cuarto del tio eseeeeeeeee :D


En la ¿mesita? de noche tiene todos los tomos de naruto xD


sip, y de bleach

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.