Imagen de sprocket

Mañana acaba el plazo de entrega de fotos


Mañana día 31 de julio, acaba el plazo de entrega de fotografías para el Primer Concurso de Fotografía Digital de Testblog.

Por favor, mandadnos las fotos antes de las 0h en el formato especificado.

Como comentario personal, debo decir que el concurso en un principio fue planteado como un concurso relámpago en el que habría que conseguir una foto de una lista de ítems durante un fin de semana, pero la cosa se nos fue de las manos por hacerlo todo ultrademocrático.

Seguramente en sucesivas entregas del Concurso de Fotografía Digital de Testblog, se opte por esta opción relámpago más orientada a safari fotográfico y que invite menos a la pereza.

En cuanto recibamos las fotos, las publicaremos y comenzará la siguiente etapa: las votaciones.

Imagen de sprocket

¿Informática para todos?


Millones de veces ha surgido esta idea en mi mente, y es que ¿no os ha pasado nunca que alguien os ha abrasado a preguntas, en principio inocentes, sobre sus problemas con el ordenador y ha acabado EXIGIENDO que se las resolviérais incluso OBLIGÁNDOOS a arreglar su ordenador?

A mí me ha pasado hasta en el gimnasio, con un tío que conocí en la sauna. Quería que me fuera a su casa en un pueblo perdido de Sevilla, para que le arreglara su ordenador y que le instalara y configurara miles de programas, simplemente porque “yo sabía de ordenadores” y él incluso me dijo que me “pagaría” invitándome a un par de cervezas. Menos mal que pasé de él media tonelada.

No estoy diciendo que se le deniegue el uso de ordenadores a la gente, simplemente sugiero que al igual que sucede con los coches, sea obligatorio sacarse un permiso para usar ordenadores y que vaya con puntos. Si se pierden todos los puntos, deberá hacerse un curso de formación para recuperarlos.

La informática no es algo trivial, fácil y divertido como lleva vendiendo Microsoft años y años. Yo culpo a Microsoft directamente de que tengamos que sufrir esta tortura tantos y tantos hombres de ciencia. De forma fácil y “para tontos” hay cuatro cosas, si de verdad necesitas algún programa específico que haya que configurar, parchear, actualizar y demás, entonces la inmensa mayoría se verá en problemas y tendrá que tirar de amiguetes informáticos.

Si a una gran empresa le diera por decir que la electricidad es fácil y divertida y sacara unos fascículos y artículos “para tontos” para que cada uno haga la instalación eléctrica de su casa, ¿cuánta gente moriría electrocutada? Eso las empresas lo saben, por lo que se dedican a vendernos fascículos de electrónica, robótica y demás, que lo más que te puede pasar es que te explote un condensador y te salte un ojo. Aún estoy esperando el “Fontanería para todos”, en el que fácilmente y de forma divertida aprendas a arreglar todo tipo de averías: ese grifo que gotea, la cisterna que no funciona nunca del todo bien, ese sumidero que no tira, etc, etc. Y no hablemos del ahorro inmenso que eso supondría. Me imagino la cara de los fontaneros cuando miles de “amigos” les hagan preguntas sobre fontanería POR LA CARA. Señores, los fontaneros tardan un mes en ir a tu casa y encima cobran UNA PASTA. Pero fijaos cómo ellos no son puteados como nosotros, los pobres amantes de la informática.

¿Cuántas chicas no se habrán aprovechado de los pobres frikis informáticos para que les arreglen, instalen y configuren su precioso y flamante nuevo ordenador (casi siempre suelen ser equipos mucho mejores que el de los frikis y encima la chica en cuestión sólo lo usará para chatear por el MSN, grrrrrrr)?

¿Informática para todos? ¡Y un huevo!

Imagen de Coquevas

mil veinticuatro


Me siento estafado. No por un producto en concreto, sino por toda industria.

Después de unos 15 años trasteando con ordenadores, para mí un kilobyte son 1024 bytes, un megabyte son 1024 kilobytes, un gigabyte son 1024 megabytes… Es algo que de nuevas puede resultar confuso, pero en cuanto te has hecho a la idea parece lo más normal del mundo.

Cojo un DVD virgen (marcado como de 4,7GB), lo meto en mi grabadora y le pongo a grabar una serie de archivos que hacen un total de 4,44GB. Cuál es mi sorpresa cuando me dice el software de grabación que eso es muy grande, que no le cabe. Miro de nuevo el DVD, sigue poniendo 4,7GB, pero el software dice que un DVD5 tiene un tamaño máximo de 4483MB. ¡Caracoles!

dvd5: 4483MB = 4,38GB = 4.700.766.208B ~ 4,7 “GB”

Resulta que a algún genio del “márquetin” aquello de 1024 le sonaba muy feo y decidió vender gigas a 1000 megas. Eso quiere decir que por cada 1024 bytes que creo que estoy comprando, el fabricante se ha quedado con 24 (un 2,34%) y que como mi sistema operativo sigue midiendo los gigas a 1024 bytes, 4,44GB no caben donde dice que caben 4,7GB. Acabo de pagar 330MB en cada DVD que no puedo disfrutar.

Y esto no sólo ocurre en los deuvedeses; mi nuevo disco de 200GB (gigabytes del piojito, de los de 1000 megas) en verdad tiene 186GB, 14GB menos de lo marcado en la etiqueta. En la web de seagate los fabricantes se excusan diciendo:

The trade computer professionals needed to talk to physicists and engineers and even to ordinary people, most of whom know that a kilometer is 1000 meters and a kilogram is 1000 grams.

No creo que los físicos y los ingenieros tengan problemas al trabajar con base 2 en vez de con base 10, y si el problema está en que para una persona normal un kilómetro son mil metros, ¿por qué mi sistema operativo dice que un kilobyte son 1024 bytes? Mientras siga siendo algo exclusivo del hardware y no una estandarización tanto en hard como en soft no voy a creerme la excusa y seguiré pensando que pago un 7,02%* más de lo que debería por cada giga.

*Nota: 7,02% = 3 x 2,34% Se multiplica por tres ya que me timan 24 bytes de cada 1024, 24 kilobytes de cada 1024 y 24 megabytes de cada 1024. Si fuesen terabytes (1024 gigas) pues sería una estafa más, sumando un total de 9,37% de sobreprecio.

Imagen de Hodus

Último día de trabajo ^_^


Con un gran estrés y sin apenas tiempo escribo estas líneas desde el curro el último día antes de las vacaciones. Y es que el jugar al solitario o jugar a las cartas son actividades muy estresantes como todo el mundo sabe. Eso sí, me encuentro en esta situación después de realizar el trabajo que el año pasado se acabó en noviembre.

En fin, os dejo que tengo que estresarme un poco más mirando alguna web o jugando al ninja :)

PD: Lo mejor de todo es que cobro por esto y todo, aunque con retraso eso sí :S

Imagen de Coquevas

Ten days to go


Dentro de 10 días (el día 31) se acaba el plazo de entrega de fotografías y, por lo que veo, o todos os estáis esperando al último día o nadie está haciendo nada.

Imagen de Marietti

Mis notas de erasmus


Ayer por fin publicaron mis notas suizas, y al final no he tenido ninguna nota por debajo del 3 (allí se puntúa sobre 6). Después de saber esto y teniendo en cuenta que, para que nos vamos a engañar, en el segundo semestre no estudie ni la mitad de la mitad de lo que debía, puedo considerar este año como todo un éxito.

Ahora tengo que esperar a septiembre a que mi coordinadora (tan lista que se va de vacaciones lo meses en los que llegan los erasmus) vuelva a granada para ver como hacemos las convalidaciones. Sobretodo por las atestaciones ya que si me convalidan por asignaturas todas las atestaciones no voy a hacer un curso y medio voy a hacer casi mas bien dos cursos. Me han dado atestaciones por todo lo que he hecho capoeira, malvares… :)

Así que toca esperar.

Imagen de sprocket

Dominio del inglés


Dominio del inglés

Estaba yo aburrido en la estación de autobuses de Ronda esperando la salida de mi bus con destino a Sevilla cuando me encontré con esto.

Por si en la foto no se ve bien o sois tan flojos que no quereis pinchar sobre ella pone:

Meson Rondeño (nótese la tilde elíptica de Meson). Edrees: Plaza de la Merced. In front of the park; togedar the Churh.

Specialities:

  • Baby leg of lamb (pierna bebé de cordero?)
  • Suckling pig (cerdo que la chupa?)
  • Cod Fish
  • Fish of the day

Supongo que el profesor de inglés grazalemeño de turno se estará sacando los ojos para no sufrir con estos carteles.

Lo mejor de todo es que vi a los que los ponían en las paredes. Eran ni más ni menos que 3 personas 3. Por lo que supongo que ninguno de ellos era muy familiar con el inglés y la traducción la hizo el hijo pequeño de alguno de ellos. Al menos el niño puso bien la semifrase “in front of the park”.

¿Os imaginais la cara de los guiris cuando leyeran el cartel?

Eso me recuerda mi primer contacto con los ingleses. Cuando fui por vez primera al Reino Unido: fui a Sheffield (famosa por la película Full Monty) y estuve allí un mes en una familia inglesa. Cuando pregunté por una dirección o una tienda a gente que pasaba por la calle, me dijeron con la típica flema inglesa: “excuse me, but I don’t understand you” y seguían andando por la calle dejándome a mí pensando sobre todo el inglés que se suponía que sabía… (después descubrí que SÍ que me entendían, pero que decían eso para no tener que ayudarme, grrrr).

Imagen de sprocket

Mi graduación con Pedro Duque


Ayer fue mi graduación y ¡VINO PEDRO DUQUE!

Al tío se le veía cansadérrimo y como si hubiera tenido un almuerzo digno de Pantagruel, pero durante su lección magistral sobre Ingeniería de la Eficiencia dijo dos grandes verdades que tendré siempre presentes:

  • La Ingeniería de la Eficiencia se consigue con inventiva y precisión. Y la precisión se consigue mediante el esfuerzo y el tesón.

Uno puede tener grandes ideas, pero debe poder llevarlas a cabo con una máxima precisión (y más si hablamos de los programas espaciales). Para ello es necesario un inmenso esfuerzo (normalmente mental) y un no menos importante tesón, una constancia, poder soportar un proceso heurístico sin llegar a la locura o al tedio.

  • Todos los eslabones de la cadena de producción son igualmente importantes. El ingeniero no puede diseñar o crear sin tener en cuenta las dificultades que el proceso de fabricación conlleva, sin tener en cuenta la opinión de los operarios que manipularán los componentes y los ensamblarán, sin verificar las necesidades que los encargados de mantenimiento puedan plantear y por último pero no menos importante, sin tener en cuenta al usuario final que puede tener unas ideas completamente distintas a las que piensa el ingeniero. Mantener una buena motivación a lo largo de la cadena es imprescindible para alcanzar la máxima eficiencia.

Seguidamente a la charla, se entregaron los Diplomas. Éstos eran entregados por cada una de las 9 “personalidades” que había en el escenario. A mí me tocó el Presidente de la Asociación de Antiguos Alumnos, que fue muy simpático y me regaló un pin de la Escuela. La gracia de que me tocara él es que estaba justo al lado de Pedro Duque, así que aproveché para darle la mano y decirle lo mucho que le admiraba.

En cuanto mis padres revelen las fotos y pasen el vídeo a DVD tendréis imágenes probatorias :)

Por último fuimos al cocktail y nos tomamos cervecitas y comimos jamón serrano, caña de lomo, quesito viejo y demás. Lo que causó furor fue la decoración de las bandejas. Parecían como piedrecitas de colores muy vivos (rojo pasión, azul pitufo, verde lima), pero en realidad eran de gelatina. Se suponía que podíamos comerlo, pero nadie tuvo huevos de probarlo (imaginaos terminar la Carrera y morir intoxicado por un elemento decorativo de la bandeja del catering).

Imagen de sprocket

Testblog con tartera


Al más puro estilo “Gomaespuma con tartera”, el equipo casi al completo de Testblog se va unos días de vacaciones a Grazalema.

Este año va a ser distinto del anterior, este año nos va a dar la luz del sol, jejeje.

En Grazalema va a ser realmente difícil que actualicemos, así que salvo que Soulnet postee, la web estará un poco paradilla.

Si por algún casual de los casuales tuviéramos algún lector grazalemeño, que sepa que si escucha a una piara de frikis gritar cosas sin sentido dentro de la misma casa, es casi seguro que sea la casa de Coquevas.

Imagen de sprocket

El divertido mundo de las tallas de ropa


montaje1

Cada año me compro los mismos vaqueros, es decir, voy a El Corte Inglés y me compro exactamente el mismo modelo de la misma marca. Sé que a muchos de vosotros os sangrarán los ojos y os saldrá un alien de dentro cuando leais esto, os preguntaréis cómo es posible que alguien se compre cada año exactamente lo mismo, pues bien, es fácil: soy gordo, tengo el culo gordo y lo peor de todo, tengo los muslos gordos. En resumen, es el único modelo de vaqueros que me queda bien y son cómodos. ¿Por qué cambiar cuando estás a gusto?

Pues bueno, he ido hoy a comprar los de este año y ¡oh, sorpresa! los vaqueros de exactamente el mismo modelo, marca y talla no me quedaban bien. Teniendo en cuenta que he ido con los antiguos vaqueros puestos y que me quedan bastante grandes, hay algo que falla. Podríais decir que mis vaqueros han dado de sí y que por eso no me quedan bien, pero os recuerdo que me quedan como una o dos tallas más grandes de la mía, ¿cómo puede darse un pantalón vaquero tanto de sí como para agrandarse 2 tallas?

Conclusión: los cachondos diseñadores han decidido que la talla X del año pasado sea la X+2 de este año. Ejemplo práctico: si tenías una 30 el año pasado, ahora tendrás una 32, pero ¿has engordado? ¿no?, pues jódete, ahora tienes 2 tallas más por la cara. No entiendo a los diseñadores.

Hace algún tiempo hizo una investigación el grupo de marketing de una prestigiosa marca de ropa y decidieron hacer justo lo contrario de lo que han hecho conmigo los tíos estos de los vaqueros: las tallas X pasaron a ser X-2 por lo que todo el mundo “había bajado dos tallas”. El efecto psicológico artificial de haber adelgazado hizo que las ventas de dicha marca de ropa se triplicaran. Gran éxito de ventas simplemente por hacer que la gente se sintiera falsamente más delgada. ¿Tiene algún sentido hacerlo al revés?

Hoy mientras estaba comprando ropa, una señora quería probarse unos pantalones y los pidió de “su talla” una X. Se los probó y dijo que mejor una talla más. Cuando le dieron los de la talla X+1 se los probó y pidió una talla más. Al final se llevó los X+6 (verídico). ¿Por qué? ¿Por qué queremos engañarnos a nosotros mismos?

Como curiosidad, me he quedado muy sorprendido al ver la etiqueta de una de mis camisas nuevas. Abajo en pequeñito pone “En français au dos” (en francés al dorso), y en el dorso lo único que viene en francés (entre decenas de palabras en inglés) es “Pour Garçon” (para chico). Me imagino el dinero que le habrán pagado al traductor por haber traducido dos palabras. Como ingeniero me queman los ojos al ver que para justificar la traducción de 2 palabras se usa una frase en francés de 4 palabras (“En français au dos” es mucho más largo que “Pour garçon”).

Increíble.